De la criptoeconomía a la criptosociedad: del aventurero al sentimiento de exclusión

April 8, 2018

 

Mientras que empiezan a abundar los indicadores de la extensión de la criptoeconomía, como puede ser la preocupación de las instituciones fiscales de todos los gobiernos del mundo por controlarla, sabemos muy poco sobre sus características sociales y políticas.

 

Se desconoce cuál es la posición socioestructural de los actores que participan en la criptoeconomía. Tenemos imágenes que pueden considerarse anecdóticas. Por un lado, gemelos glamourosos y millonarios. Por otro, mineros solitarios, como míticos hackers, o humeantes granjas perdidas en remotos paisajes chinos, pasando por genios matemáticos o de la criptografía que han decidido convertir sus ideas en acciones.

 

Sin embargo, esa extensión de la criptoeconomia y del uso de las criptomonedas no puede explicarse si no existiesen ya bastantes bases sociales de la misma. Es decir, cada vez hay más gente que por diversas circunstancias usa criptomonedas, tokens o similares. Muchas de estas personas han desembocado en la criptoeconomía al ser expulsados del mercado de la economía tradicional: EREs, cierres empresariales, reconversiones, sectores productivos sin futuro, etc.

 

El catedrático de Sociología Javier Callejo explicó a Blockchain Media que “sabemos muy poco sobre las características sociales, perfiles sociodemográficos, movilidad estructural, ideas o actitudes de este gran número de personas; pero tal vez esto no sea lo importante para ellos. Lo más grave es que todos estos individuos, ciudadanos de bien, en muchos casos carecen de referencias normativas o de cómo comportarse en muchas áreas que actúan de puente entre un tipo de economía y otro. Pensemos en alguien que, por las más distintas circunstancias biográficas, acaba trabajando en la criptoeconomia y que recibe sus ingresos en tokens o criptodivisas: ¿alguien le ha dicho cómo puede llegar a manejarse?”.

 

Sobre las garantías y protecciones que les asisten, Callejo afirma que “frecuentemente se sienten perdidos, sin respuestas a cómo crear un monedero fiable, o cómo establecer relaciones con la economía fiat, mientras miran con envidia a los que cobran en euros o dólares. Incluso, a lo mejor les gustaría saber cuáles son los deberes en relación con la hacienda publica".

 

 

El profesor Callejo afirma que en la criptoeconomía existe algo de sentimiento de exclusión y que "se trata de un sentimiento que, para algunos, es una especie de aura de héroe individualista y aventurero. Para otros es solo eso: sentimiento de exclusión, especialmente a partir de cómo son tratados por algunos poderes públicos y medios de comunicación, señalándolos como, al menos, transgresores de normas y potenciales delincuentes. Irresponsabilidad de algunos poderes públicos que son incapaces de ver en la criptoeconomía una oportunidad para la creación la de riqueza de las naciones, sea lo que sea cómo se configuren éstas, y una nueva sociedad. Sólo la ven como un mundo aparte en el que cada cuál tiene que buscarse la vida, como en una especie de lejano oeste, y vivir en el riesgo continuo”, concluye Callejo.

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo